¡Cuidado! Tal vez no te interese actualizar a Calibre 5

¿Titular alarmista? En absoluto. La nueva versión del popular software de gestión, visor y conversión de ebooks supone el mayor cambio en varios años en el modo en que funciona, y eso aporta mejoras y también una serie de problemas que vamos a detallar a continuación. Afortunadamente, es muy probable que estos problemas sean temporales.

Calibre 5, la madre de todas las actualizaciones

No entraremos en explicaciones técnicas de las que yo soy el primero en no tener demasiada idea, pero para que el lector se haga una idea rápida, Calibre ha cambiado radicalmente en su código. Escrito en código Python2, su autor ha decidido dar el salto a Python3, una versión de este lenguaje de programación más actual, funcional y mejorada.

código de python 3

Para hacerse una idea de la dimensión que supone este cambio, Calibre ha tenido que mudar nada menos que 500.000 líneas de código. Sí, medio millón. Prácticamente supone rehacer la aplicación. Con ello llegan una serie de mejoras que detallaremos a continuación, pero antes, hay que advertir de los problemas.

¿Actualizo a Calibre 5 o me quedo en las versiones anteriores?

Pues aquí está la madre del cordero. Calibre llega con muchos cambios y mejoras, y a falta de testearlo a fondo, puede que también con algún bug nuevo. Pero el gran problema no está en el núcleo de Calibre, o en su versión básica, sino en los múltiples plugins, addons o añadidos de terceros que podían agregársele para ampliar su funcionalidad.

Y es que la inmensa mayoría de ellos dejan de ser compatibles con la última versión de Calibre, es decir, dejan de funcionar totalmente. Y seguirán así hasta que sus respectivos autores actualicen igualmente sus plugins, lo cual supone reescribir millones de líneas de código.

Uno de los más populares es el de apprentice ALF, que sirve para eliminar el DRM (Digital Rights Management) de los ebooks que compramos en algunas de las plataformas más populares, como Amazon. Y sí, no es ninguna excepción, también deja de funcionar con la versión 5.

Otro problema es que al haber sufrido un cambio tan drástico, Calibre ha cambiado también la estructura de su base de datos, con lo que ésta deja de ser compatible con versiones anteriores, salvo la 4.23.

Así pues, la respuesta a la pregunta es más que evidente. Si únicamente utilizas Calibre “pelado”, como un organizador, visor y conversor de ebooks, puedes actualizar tranquilamente. Seguramente las mejoras que trae te gustarán y harán que merezca la pena el salto.

Si, por el contrario, utilizas plugins de terceros para aumentar su funcionalidad, nuestro consejo es que NO ACTUALICES, ya que, con toda seguridad, perderás todas estas características durante un tiempo y, si los autores de alguno de ellos no tiene demasiadas ganas de seguir con el proyecto y lo abandona, puede que incluso para siempre. En este caso, lo mejor es esperar un tiempo prudencial a que los plugins que te interesan den igualmente el salto a python 3 y sean compatibles.

¿Qué trae de nuevo la última versión de Calibre?

Centrándonos ya en las novedades, podemos mencionar la mejora en el visor de libros, donde se ha hecho mucho hincapié en las anotaciones. En efecto, ahora se pueden tomar notas, subrayar partes del texto o resaltarlo con diversos colores, etc. Muy útil especialmente cuando trabajemos con documentos de estudio, leamos en otros idiomas que no sean el nuestro nativo o debamos consultar frecuentemente el significado de alguna palabra o frase.

Resaltados en Calibre 5

Si el libro además está en formato EPUB, estas anotaciones y subrayados pueden guardarse en el mismo documento, para así compartirlos junto con el ebook.

Otro apartado de mejora importante es la búsqueda dentro de un texto. Se puede buscar por palabra, por expresión regular, etc. y funciona realmente bien. Además, una vez encontrados nuestros textos, tenemos la opción de poder volver al punto exacto del documento donde nos encontrábamos antes de la búsqueda.

interfaz de búsqueda de calibre 5

A nivel estético, lo que sin duda llamará más la atención del usuario en un primer momento es el ahora de moda “modo oscuro”. Es decir, podemos elegir una interfaz de usuario de colores grises oscuros con los textos en blanco. Como ésto ya va a gusto del consumidor, no lo podemos calificar de algo ni bueno ni malo.

Lo que sí continúa siendo bastante árida y muy poco “user friendly” es la interfaz de usuario. Ésa continúa como siempre, así que quienes ya dominan Calibre se encontrarán con el entorno familiar de siempre y quienes no, tendrán una curva de aprendizaje bastante empinada que superar si quieren ir más allá de las cuatro funciones básicas. Y es que, con todo y ser un software tremendamente completo, también lo es complejo.

Podéis descargar la última versión de Calibre desde su propia página web:

http://www.calibre.com.es/

Hablamos de ello en este hilo del foro