Sony abandona la venta del Digital Paper en USA

O al menos eso parece, porque ha dado orden de dejar de servir el Sony Digital Paper DPT-S1 en EEUU.

¿Pero no habíamos quedado en que Sony había abandonado hace ya un par de años el negocio de los lectores electrónicos y vendido esa división a la canadiense Kobo? Pues sí y no. Porque durante todo este último año han estado vendiendo en Japón, y también a través de la importación en EEUU, el Sony Digital Paper DPT-S1. ¿Cómo? ¿Que nunca has oído hablar de él?

Pues ha tenido un éxito relativo. Nunca ha sido pensado para el gran público. Su precio, que oscila entre los 800 y los 1.000 dólares, y el engorroso proceso de compra hacían que solo unos pocos elegidos pudieran ponerle la mano encima. ¿Cuáles eran las características? Pues a priori, muy apetitosas.

Con una enorme pantalla de 13’3″ en la que mostraba PDFs, se vendía como un producto enfocado a profesionales. El lector incorporaba un lápiz con el que realizar apuntes, escribir a mano o dibujar. Los archivos de texto se sincronizan automáticamente en la nube, pudiendo compartirse con multitud de dispositivos y convirtiéndose así en una herramienta ideal para el trabajo en grupo en lugares donde la portabilidad es importante.

Pero lo mejor es ver un vídeo de lo que es capaz de hacer:

Bastante impresionante.

La firma japonesa sin embargo nunca se ha planteado su comercialización en masa. Únicamente se vende en Japón a profesionales y permitía que terceras empresas importaran algunos ejemplares desde EEUU. En agosto del año pasado, decidió vender directamente, a través de una centralita telefónica. El proceso para obtener un Digital Paper DPT-S1 era realmente demencial, ya que el aspirante a propietario debía contestar por teléfono a toda una batería de preguntas sobre el dispositivo para demostrar que realmente sabía qué estaba comprando y qué era capaz de hacer. Llegándose a dar el caso de que algunos clientes “suspendieron” el examen y se les negó la compra.

Pese a ello, el producto en cuestión se ha vendido razonablemente bien entre educadores, arquitectos, periodistas o abogados que deben lidiar a diario con grandes movimientos de papel.

Esta era la situación hasta ayer, día en que Sony ha colgado este aviso:

Sony digital paper

De él se deduce que paraliza los canales de venta desde los que distribuía el Digital Paper en EEUU a partir del 28 de agosto. Prometen abrir en un futuro una nueva plataforma de venta online, pero solo el tiempo dirá si retomarán la venta de este último superviviente de su división de lectores electrónicos.