Rumores de subida del precio de Amazon Prime

Sin duda la noticia de las últimas horas con Amazon prime como protagonista, de momento únicamente un rumor, pero que a la vista de algunos datos tiene visos de transformarse en realidad en los próximos meses.

Ésta no es otra que el exagerado, inusitado encarecimiento de este sistema. Este servicio nació en el año 2011, costando 14’95 euros. Consistía en un único pago anual a Amazon para recibir en casa la mayor parte de sus productos físicos sin gastos de envío y en tan solo un día. Fue bastante bien recibido por todos aquellos que compraban con asiduidad en esta plataforma online.

Posteriormente, en 2015, la empresa aumentó el precio hasta los 19’95 euros. En fechas no muy lejanas incrementó los servicios de Amazon prime con su plataforma de cine y series y almacenamiento en la nube para las imágenes y fotografías de sus suscriptores sin afectar al desembolso que ya realizaban por los envíos gratuitos. Además, los usuarios de prime cuentan con algunas ofertas puntuales exclusivas para ellos.

Saltan todas las alarmas: Amazon podría duplicar o incluso triplicar el precio de Amazon Prime

Este ha sido el susto que se ha metido en el cuerpo de los casi dos millones de suscriptores de este servicio. Un rumor no oficial asegura que a lo largo de lo que queda de año o durante el primer trimestre de 2018, la compañía de Jeff Bezos podría subir unilateralmente el precio de su servicio hasta los 39,95 euros o 59,95 euros anuales, lo que supone multiplicar por dos o por tres lo que se paga actualmente. Como decimos, la información no es oficial, no ha trascendido el precio final ni cuándo se implantará, pero sí se conoce a ciencia cierta que se va a llevar a cabo.

Las redes hierven de clientes indignados y muchos de ellos ya han anunciado que se darán de baja si se implanta el nuevo precio. Lo cierto es que la plataforma de cine y series de Amazon no ha tenido demasiado éxito debido sobre todo a su incompatibilidad con dispositivos tan populares como el chromecast y sobre todo a un catálogo muy exiguo y en muchas ocasiones anticuado que aguanta muy mal las comparaciones otros competidores como Netflix o HBO. Tampoco el servicio de almacenamiento de imágenes en la nube despierta el entusiasmo de los usuarios, dándose la curiosa circunstancia de que muchísimo de ellos incluso ignoran su existencia.

El precio de Amazon prime en otros países

Lo cierto es que en España éramos unos privilegiados respecto al coste de este servicio en comparación con otros países, aunque bien es cierto que no en todos los lugares constaba de las mismas características. Por establecer alguna comparativa, en Francia, donde el prime consta de los mismos servicios que aquí, están pagando 60 euros el primer año y 72 el segundo. En Alemania el precio anual es de 69 euros. Con estos antecedentes, los rumores se manifiestan bastante fundados, especialmente si tenemos en cuenta que ya el año pasado Amazon se planteó subir el precio, aunque se echó atrás en el último momento.

Hay que ir a los países anglosajones para encontrarnos con que el servicio tiene muchas más características. Por ejemplo, además de la plataforma de cine, el almacenamiento de fotos, las ofertas flash y el envío gratuito, UK y USA también disponen de Music, Reading y Rewards, es decir, los servicios de música y libros de Amazon y un sistema de recompensas. Pero los precios no son baratos precisamente: 89,21 euros cuesta en Reino Unido y 84,21 en EEUU.

Comentarios de usuarios en las redes

Como era de prever, a ningún usuario ha gustado esta novedad. La mayoría piden que se desagreguen los servicios y haya por un lado uno únicamente para gastos de envío gratuitos y que quien quiera la plataforma de cine y el almacenamiento de fotos lo pueda adquirir aparte. No parece que esta sugerencia vaya a ser tenida en cuenta, vistas las políticas que has seguido Amazon hasta ahora. Así que es de prever un único paquete que no se sabe si será el actual o se verá incrementado con algún otro servicio para apaciguar el cabreo general. Falta por saber si las previsibles bajas masivas se verán compensadas con la subida de precio o si esa fuga de clientes acaba por no darse.

La solución, en los próximos meses.