Ocho horas es lo que cuesta leer las condiciones del Kindle de Amazon

Todos sabemos que nunca hay que comprar un producto o aceptar un servicio sin antes leerse las condiciones. Ya sabéis esos textos tan largos tan farragosos que normalmente terminan con una casilla que hay que marcar y que dice “he leído, entiendo y acepto las condiciones de este contrato”. A veces se debe a simple vagancia. No obstante, hay otras ocasiones en las que esto puede estar totalmente justificado.

Así parece haberlo demostrado la revista Choice Australia, que contrató a una persona para leer en voz alta las 73.198 palabras que contienen las Condiciones de Uso del Kindle de Amazon.

El resultado no podía haber sido más sorprendente. Esta persona tardó nada menos que 8 horas y 59 minutos en leer en voz alta completamente todas las condiciones que se recogen en el contrato.

Tal epopeya se recoge en una serie de vídeos que esta revista ha puesto en Youtube. Allí podemos observar como este hombre lee infatigablemente casi hasta llegar a la extenuación en los últimos párrafos. Por si a alguien le parece que se ha exagerado, troceados en cómodos vídeos de una hora de duración cada uno, se puede contemplar todo el proceso del experimento de principio a fin.

Sin duda a partir de ahora ya no llamaremos vago o descuidado a aquellos de nuestros conocidos que no se lean las condiciones de ciertos contratos y vayan directamente a marcar la famosa casilla de “lo entiendo y acepto”. Mucho nos da en la nariz que es probable que si no es cobrando, como ha sido en el caso de este experimento, ninguno habríamos llegado hasta el final.

Sin duda una hazaña digna de Alejandro Magno. ¿Vosotros habéis tenido alguna experiencia igual de traumática? ¿Qué pensáis que pretenden algunas empresas con estas redacciones kilométricas para un simple aparato electrónico de tres botones? Lo cierto es que tiene su mérito llenar tal cantidad de hojas de incomprensible jerga técnica y legal, no lo vamos a negar.