Nuestro ebook nos espía

El título puede parecer algo exagerado, y de hecho lo es, porque es algo que aún no se ha producido… pero que sí están planificando las compañías norteamericanas para implantarlo en un futuro cercano. Y es que a nadie se le escapa que el intrusismo tecnológico en nuestras vidas y el ansia por conseguir información sobre nuestros hábitos de uso y de consumo son insaciables para las empresas, ya que gracias a esa información, pueden multiplicar espectacularmente sus ventas.

El mundo de los lectores electrónicos no escapa a esa tendencia y, como suele ocurrir, han sido los norteamericanos los primeros en intentar conseguir estadísticas de uso de sus productos. ¿Creías que la prioridad de sus departamentos de I+D era mejorar la usabilidad, el justificado, la personalización de los textos o la facilidad de uso? Pues no, el objetivo número 1 es saber cómo se comportan sus clientes.

Si eres el afortunado poseedor de un Kindle, Kobo o Barnes & Noble, eres también un firme candidato a recibir junto con tus libros comprados un nuevo código insertado en ellos, desarrollado por la empresa Jellybook y al que han llamado candy.js (lo cual indica que está programado en javascript). Curiosamente, ya existe una aplicación de chat con ese mismo nombre, aunque no tiene ninguna relación con éste que nos ocupa.

El objetivo de este espía es recolectar información sobre nuestros hábitos de lectura, cosas como qué libros leemos, de qué géneros, cuánto tiempo dedicamos a cada uno, en qué tienda lo hemos comprado o si cargamos libros gratuitos (y también los “gratuitos”, por supuesto), qué aplicación utilizamos para leerlos, versión de firmware que tenemos o si hemos instalado alguna modificación en el mismo, etc. etc. Estos datos son oro puro para las empresas, así que los vendedores de e-readers están deseosos de que se implante en sus productos.

De momento Jellybook ha llegado a un acuerdo con el grupo editorial Penguin Random House en el Reino Unido para insertar su código en sus ebooks y ver cómo funciona en un programa piloto que ya está en marcha. En este programa se han seleccionado algunos e-books que ellos denominan Advanced Reader Copies (ARC) que han sido distribuídos entre grupos de voluntarios y colaboradores que participan a cambio de recibir gratuitamente estos libros, los utilizan un tiempo y posteriormente rellenan un cuestionario sobre sus hábitos para ver si coinciden con los recogidos por candy.js. Esos datos son luego distribuídos por Jellybooks con gráficos estadísticos a los autores y editores. En principio se están utilizando en sistemas IOS y dispositivos Android, pero la intención es trasladar este archivo a su terreno natural, que son los lectores electrónicos.

La cuestión es que en la fase de prueba los voluntarios reciben una compensación por dar sus datos, como es el recibir los libros gratuitamente y además son conocedores de qué están instalando y qué parte de su privacidad va a invadir, pero cuando candy.js se incruste masivamente en los ebooks, ningún lector va a recibir ningún descuento ni contrapartida por contribuir involuntariamente a realizar un estudio de mercado.