La Comisión europea se plantea equiparar el IVA de los eBooks al del papel

Una queja frecuente de editores y consumidores de libros es la injusticia que se comete con los libros electrónicos a la hora de sufrir el recargo impositivo. Mientras que el papel disfruta de un IVA reducido, su homólogo electrónico tiene que soportar el tipo máximo del 21%, simplemente por tratarse de otro soporte, aunque el producto sea el mismo.

Esto podría cambiar el año que viene, ya que a finales de este año, la Comisión Europea presentará una propuesta para equiparar el impuesto de los ebooks al de la prensa y libros en papel.

En palabras del comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, “Necesitamos superar la brecha entre las normas y regulaciones existentes y la economía digital. Estamos en el siglo XXI. Antes de fin de año traeremos una propuesta para equiparar el tipo para eBooks y prensa electrónica con los libros y periódicos en papel”.

Esta propuesta chocaría con una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que sentenció que no se puede aplicar el IVA reducido a los libros electrónicos, ya que la normativa comunitaria solo acepta impuestos reducidos sobre productos físicos. Textualmente la conclusión a la que llegó el tribunal es que la ley actualmente vigente sobre el IVA “excluye cualquier posibilidad de aplicar un tipo reducido a los servicios suministrados por vía electrónica”.

Por tanto habrá que tomar esta noticia con las debidas precauciones, aunque es un anuncio esperanzador de que esta estúpida e incomprensible discriminación termine de una vez. Y es que, una vez más, los gobernantes van muy por detrás de lo que la tecnología y la sociedad demandan.

No obstante, de darse este cambio en el seno de la UE, como decimos no es algo que podamos esperar a muy corto plazo y será en 2017 cuando salgamos de dudas a este respecto.