Duro golpe a la venta de libros de Amazon en Europa

Han pasado ya dos años desde la que Unión Europea inició una investigación contra Amazon basándose en que podría estar utilizando prácticas monopolísticas, como ya informamos en su día.

Básicamente esas prácticas consistirían en la obligación que imponía a los editores de que le informasen cuándo ofrecían sus obras a otras plataformas o medios de venta a un precio menor del que vendían en Amazon y forzarles a ofrecerles ese mismo precio a ellos.

Así mismo, las editoriales que publicaban en la plataforma de Bezos se veían obligados a informar de las fechas de lanzamiento, promociones, etc. de sus obras y a dar prioridad de todo ello a Amazon.

Ahora, 2 años después, por fin se da por concluída la investigación, que ha tenido lugar sobre todo en Alemania y Reino Unido.

Las conclusiones

Realmente no se ha llegado a una decisión definitiva sobre si estas prácticas violaban las leyes de competencia europeas o no, dado que ambas partes han llegado un acuerdo por el que se da carpetazo al asunto. Para ello Amazon ha tenido que cambiar algunos aspectos de sus contratos para no despejar toda duda sobre la legalidad de los mismos.

El principal es que ya no podrán fijar los precios de los ebooks, con lo que no se garantizan tener los más baratos del mercado como ocurría antes, ya que ahora los editores y autores que quieran publicar en Amazon podrán negociar también con la competencia otras condiciones y precios diferentes a la baja.

Este acuerdo tendrá vigencia durante los dos próximos años, tiempo en el cual no se aplicarán las cláusulas que generaron la polémica, aunque únicamente en los libros comercializados en el Área económica europea. También se ha establecido una sanción si la empresa norteamericana rompe este acuerdo, que se sustanciaría en una multa de hasta el 10% de su facturación anual.