Análisis Kindle 4

Curiosamente hasta el día de hoy no había acabado en mis manos ningún Kindle 4, el último modelo de Amazon que está arrasando en ventas. Aprovechando que un amigo lo compró, se lo he pedido prestado para este análisis. Quería comprobar por mí mismo si está a la altura de su fama y qué es lo que le diferencia de los demás para arrastrar semejante éxito.

Kindle 4

Kindle 4
6.5

Tamaño de pantalla

5/10

    Calidad de pantalla

    7/10

      Velocidad

      7/10

        Formatos de texto admitidos

        4/10

          Estabilidad del software

          10/10

            Pros

            • Buena claridad de pantalla
            • Muchas posibilidades de mejora del dispositivo mediante hack o jailbreak
            • Software muy estable y robusto
            • Buena velocidad de respuesta
            • Uso extremadamente sencillo

            Contras

            • No tiene luz
            • No es táctil
            • Menú estéticamente feo
            • Pocas opciones de personalización del texto
            • No admite tarjetas de memoria externas

            Ficha técnica

            • Pantalla E Ink pearl 6″
            • Resolución 600 x 800 píxeles, 167 ppp, 16 escalas de grises.
            • Dimensiones 16,6 cm x 11,4 cm x 0,87 cm
            • Peso 170 gramos
            • Conectividad WiFi, Puerto USB USB 2.0 (conector micro-B)
            • Capacidad 2 GB de memoria interna (aproximadamente 1,25 GB disponibles).
            • Formatos Kindle (AZW), TXT, PDF, MOBI sin protección y PRC en su formato original; HTML, DOC, DOCX, JPEG, GIF, PNG, BMP por conversión.
            • Documentación Guía de inicio rápido (incluida en la caja), Guía del usuario de Kindle (preinstalada en el e-reader).
            • Incluído en el pack E-reader Kindle, cable USB 2.0 y Guía de inicio rápido. El adaptador de corriente se vende por separado

            El aparato

            El Kindle nos presenta una carcasa de plástico, pero de aspecto robusto y buenos acabados. El color trata de imitar el aluminio.
            Este aparato cuenta con los botones mínimos e imprescindibles para poder funcionar. En su parte inferior encontramos el puerto para enchufar el cable que nos permitirá cargar la batería o conectar el lector al pc

            001-kindle-4

            En ambos laterales tenemos los botones de pase de página

            002-kindle-4

            El hecho de que haya botones tanto a derecha como a izquierda está bien pensado, pero nos encontramos con el hándicap de que estos botones son bastante estrechos y por lo tanto no aptos para manazas. Por otra parte, son bastante sensibles, así que deberemos tener cuidado para no pulsarlos por error si somos de los que tenemos la costumbre de sujetar el lector por su parte media.

            Y por último en el frontal tenemos los botones con los que manejaremos todas las demás opciones. A saber, de izquierda a derecha: retroceso, abrir o cerrar el teclado virtual, botón de aceptar rodeado por los de desplazamiento por la pantalla, abrir menú e ir a página de inicio.

            003-kindle-4

            La ergonomía no es especialmente el fuerte de este modelo. Se limite a cumplir y a que no moleste en la mano, pero no es especialmente cómodo su agarre (tampoco lo contrario).

            Menús

            La sencillez suele ser la norma en cuanto a los menús de los lectores electrónicos se refiere, pero en el Kindle esta regla se cumple al máximo. Será difícil encontrar a alguien que encuentre dificultades en su manejo y la consulta del manual se antoja innecesaria. Como suele ser habitual, contaremos con dos menús, uno que se abre estando en la pantalla de nuestra librería, con las opciones de configuración del lector y otro para las opciones de visualización de los libros.

            004-kindle-4

            005-kindle-4

            Todo lo que los menús tienen de sencillos lo tienen de austeros. Las opciones de personalización son casi inexistentes y todo está pensado y diseñado para arrancar el aparato y ponerse a leer sin más dilación. Especialmente espartana es la presentación de los libros de que disponemos, algo que suele ser una queja habitual en los usuarios de Kindle. Podemos, eso sí, organizar los libros en colecciones, pero poco más.

            Los menús ofrecen pocas opciones, ya que el Kindle, pese a lo que su fama pueda hacer pensar, no destaca precisamente por una gran versatilidad. Por ejemplo, no dispone de reproductor de mp3, algo muy habitual en este tipo de dispositivos. Eso sí, lo que ofrece, lo hace a la perfección.

            Tampoco en lo que se refiere a modificación de las fuentes destaca el Kindle. Tres fuentes, además bastante parecidas entre sí, 8 tamaños de letra y la posibilidad de alterar el interlineado y los márgenes laterales. Eso es todo. Se echa de menos el poder agregar fuentes propias.

            006-kindle-4

            Lo que sí funciona a la perfección y se agradece su inclusión es el diccionario, que podemos activar en cualquier momento sin salir del documento que estemos leyendo y que proporciona una información inmediata y muy precisa. Se incluyen en el Kindle diccionarios de definiciones de portugués, alemán, español, inglés, francés e italiano.

            Así mismo, la toma de notas y el subrayado son funciones que agradecerán especialmente los estudiantes.

            Podeis ver más sobre su manejo en el vídeo, pero realmente no tienen ningún misterio.

            Dispone también de un rudimentario navegador de internet, aunque evidentemente las webs que no estén diseñadas para verse en dispositivos móviles se ven diminutas. Como muestra, una foto de nuestra web.

            007-kindle-4

            Para apañárselas con este tipo de páginas recurre al truco de realizar un pequeño zoom, suficiente para hacer más o menos legibles las palabras. No es lo ideal para navegar, pero ahí está y las webs diseñadas para ser vistas en teléfonos móviles y pequeñas tablets son ideales para el Kindle, donde se maneja con solvencia.